El estilismo culinario o "food styling" en inglés, es una técnica que consigue que las imágenes de alimentos sean apetecibles, estimulen el apetito y favorezcan la venta.
Empezamos a comer con los ojos, nuestro primer contacto con la comida es a través de la vista, ya sea en una carta o menú o servida en un plato.
Sus posibilidades de venta aumentan cuando sus clientes ven sus platos en una fotografía agradable, con cuidados detalles, que les dispare la salivación y abra el apetito.
Si hablamos de fotografía profesional hablamos de un ojo experimentado, un profesional detrás de la cámara que no solo pone su sabiduría a su disposición, sino que además hace gala de su conocimiento en el uso de todos sus equipos, desde cámaras con la mayor resolución hasta luces profesionales con las que aplicar la mejor técnica de iluminación y obtener el mejor de los resultados.
Mano a mano con el fotógrafo trabaja el estilista culinario, que se encarga de la selección y compra de los ingredientes perfectos que se van a utilizar en la sesión de fotos, hasta la decoración de la mesa, la selección del menaje y mantelería y los detalles decorativos del conjunto final.

Para ver algunos vídeos que realizamos de comidas:
https://www.diptica-video.com/projects